IDEAS PARA LA LIBERTAD Y EQUILIBRIO ECOLOGICO

AMIGOS DE LA NATURALEZA
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Colegios en Concesión

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 10/02/2014

MensajeTema: Colegios en Concesión   Miér Feb 12, 2014 4:20 pm

“Propongo incrementar el elemento de competencia del sistema educativo público al aumentar significantemente el número de Colegios en Concesión”.



La educación pública en Colombia no ha dado buenos resultados. En el 2012, Colombia ocupó el lugar 62 entre 65 países que presentaron la prueba PISA, la cual mide la capacidad de estudiantes de 15 años en matemáticas, ciencias y lenguaje.[1] Colombia retrocedió diez puestos comparado a los resultados que obtuvo en el 2009: fue el país “que más retrocedió en la clasificiación”.[2] Esto significa que se repitió la tendencia descrita en el 2011 por Juan Diego Bonilla, economista experto en educación: Colombia no sólo fue superada por países desarrollados, sino también por “los estudiantes de otros países con niveles similares de ingreso a los de Colombia”, quienes regularmente obtienen mejores resultados “en pruebas estandarizadas internacionales”.[3]

“Vivimos en un mundo competitivo. Debemos acabar la diferencia abismal entre la educación pública y la privada”.

Es verdad que se debe tener cautela a la hora de juzgar el sistema educativo colombiano basado en los resultados de una sola clasificación; entre otras cosas, la prueba PISA no mide materias que considero esenciales como la historia y la geografía (escandalosamente eliminadas, por cierto, del currículo colombiano hace años).[4] Sin embargo, el desempeño de los estudiantes colombianos en PISA sí desvela una clara desigualdad entre la educación pública y la privada. Como escribe el historiador y periodista Jorge Orlando Melo, “los niños de los mejores colegios privados, los de las grandes ciudades, suben los resultados,” los cuales son “malísimos en los colegios públicos y en las ciudades pequeñas y medianas”.[5] Este problema no es nuevo, pero en el mundo ultra-competitivo en que vivimos no debe seguir habiendo una diferencia abismal entre la educación pública y la privada.

Sucesivos gobiernos han decidido que la solución es invertir más dinero del fisco en la educación pública. Por ende, han incrementado anualmente el presupuesto nacional dedicado a la educación estatal. Este año Bogotá invertirá 3.1 billones de pesos en educación distritial mientras que el total nacional es de 24.8 billones, una suma mayor a lo que se invierte en Defensa y Policía.[6] En teoría, es positivo que la educación sea la prioridad nacional en política pública. Pero pese a los billones gastados, no hay señales de que la calidad de la educación que brinda el Estado esté mejorando.

En Bogotá, es muy raro que las instituciones manejadas por el Distrito se sitúen entre los mejores colegios de la ciudad.[7] Es evidente que ha surgido un sistema educativo segregado a causa de una abrumante ineficiencia estatal: en general, los hijos de padres que pueden financiar una educación privada disfrutan de inmensas ventajas sobre sus pares educados por el Estado. Mientras tanto, los ciudadanos que financian la educación pública con sus impuestos raramente consideran inscribir a sus hijos en un colegio público, como es su derecho, si pueden pagar uno privado.

“Pese a los billones gastados, no hay señales de que la calidad de la educación que brinda el Estado esté mejorando”.

En resumen, el sistema actual está perjudicando a la inmensa mayoría de los bogotanos; únicamente se beneficia la minoría (e.g. los sindicatos de maestros públicos y los políticos a quienes estos apoyan) a la cual le conviene perpetuar la situación actual. Como escribe Bonilla, hay una necesidad urgente “de estrategias innovadoras que permitan reducir la brecha académica que existe… con la educación privada…”[8]

Pero no todo es negativo. En medio del sombrío panorama de la educación pública en la ciudad, los Colegios en Concesión han demostrado que el dinero del fisco sí se puede utilizar para brindar una educación primaria de buena calidad. Contratados por el Estado, los 25 Colegios en Concesión de Bogotá, creados en 1999 en barrios marginales donde las familias son de bajos recursos,[9] han cumplido su propósito con eficiencia a la hora de educar a más de 39.000 estudiantes, lo cual equivale al 4% de los alumnos bogotanos.[10]

“Los Colegios en Concesión han demostrado que el dinero del fisco sí se puede utilizar para brindar una educación primaria de buena calidad”.

Según el economista Salomón Kalmanovitz, el éxito de los Colegios en Concesión se debe a los siguientes factores:[11]

La “contratación del plantel (es) condicionada a (los) resultados académicos”.[12]
Los colegios “invierten en (la) capacitación de sus docentes”.
Los maestros tienen mejor preparación que los profesores del Distrito aunque sólo reciben su salario 10 meses al año (a los maestros del sector público se les paga 12 salarios anuales).[13]
Los currículos ya han sido probados por “colegios de alta calidad”.
“Las jornadas son completas y los años lectivos más largos”.[14]
Los colegios “hacen seguimiento a sus estudiantes con problemas de aprendizaje y les brindan tutorías”.
Los colegios “involucran a los padres de familia en el proceso educativo y trabajan con las comunidades con el fin de disminuir la violencia escolar”.
Por su parte, Bonilla destaca el hecho de que los Colegios en Concesión son administrados por buenos proveedores con experiencia en la pedagogía tal como la Alianza Educativa (convenio entre la Universidad de los Andes y los colegios San Carlos, Los Nogales y el Nueva Granada), los cuales están motivados a hacer un buen trabajo por cuestiones de reputación (estas instituciones no se pueden dar el lujo de presentar malos resultados, motivación que no aplica al mismo grado a los colegios distritales). Por otra parte, el esquema de los Colegios en Concesión es extremadamente regulado. Por cierto, nunca se le había hecho un seguimiento tan estricto a un colegio en Colombia como aquel al que están sujetos los Colegios en Concesión, cuyos contratos contienen clausulas de desempeño.[15]

Gracias a su estructura y a las medidas que han implementado, los Colegios en Concesión han logrado reducir la tasa de deserción comparado a la de los colegios públicos, la cual ha llegado a niveles de 3.7 %,[16] en un 1.7 %,[17] una tendencia que ya había demostrado en el 2007 el economista colombiano y profesor de la Universidad de Harvard Felipe Barrera Osorio.[18] Como escribe Bonilla, este es “un logro nada trivial dados los altos niveles de deserción que existen en el país”.[19] A la vez, un menor porcentaje de los alumnos de los Colegios en Concesión pierden el año escolar que los estudiantes educados por el distrito.[20]

Los Colegios en Concesión también han logrado mejorar el nivel de lectura y matemáticas de sus estudiantes, los cuales superan a los de los alumnos de colegios distritales en un 4 % y 2.4 %, tal como escribe Kalmanovitz.[21] En las pruebas ICFES, los resultados de los alumnos de los Colegios en Concesión son “bastante superiores que los de otros colegios públicos de la ciudad”; los resultados en la prueba Saber 11 demuestran que los Colegios en Concesión han reducido a la mitad “la diferencia que existe entre los colegios públicos y los privados”.[22]

“El experimento de los Colegios en Concesión ha sido un ‘laboratorio de buenas prácticas’, consecuencia de la flexibilidad para administrar su planta docente y su presupuesto”.

Como consecuencia de su mejor desempeño académico, los alumnos de los Colegios en Concesión tienen una mayor probabilidad “de ingresar a instituciones de educación superior” que “los estudiantes de otros colegios públicos”, cuyo nivel de ingreso a la educación superior ha sido muy bajo históricamente.[23]

Pese a la mayor calidad que les ofrecen a sus estudiantes, el costo por alumno en los Colegios en Concesión es de 900.000 pesos al año, lo cual es ca. 100.000 pesos inferior al promedio de los colegios del Distrito.[24] Esto demuestra que con menos dinero de nuestros impuestos, se puede obtener mucha mejor calidad.[25]

Según Bonilla, el experimento de los Colegios en Concesión ha sido un “laboratorio de buenas prácticas”, las cuales son consecuencia de la flexibilidad que tienen los directivos para administrar su planta de profesores y su presupuesto, para determinar de manera independiente qué funciona y qué no y, basado en esta información, hacer inversiones y los cambios necesarios.

Los resultados han sido positivos, contundentes, alentadores. Pero el alcalde Gustavo Petro ha sugerido que su administración pretende acabar con los contratos asignados a los Colegios en Concesión, los cuales vencen en el 2014.[26] Esta lamentable decisión, la cual se basaría en razones ideológicas, se tomaría en contra de la voluntad de las familias cuyos hijos se están beneficiando del sistema (a la vez, miles de padres están buscando cupos en un Colegio en Concesión para sus hijos). Como explica Kalmanovitz, “las familias de los estudiantes de los colegios concesionados están seguras de que la educación que reciben es la mejor que hay y en eso no se equivocan”.[27]

“El alcalde Gustavo Petro ha sugerido que su administración pretende acabar con los contratos asignados a los Colegios en Concesión”.

Yo propongo defender los Colegios en Concesión existentes. Sin embargo, el sistema actual se puede mejorar de manera drástica, tal como lo muestra el modelo implementado en otros países. Tomando como ejemplo el modelo creado en Suecia,[28] propongo incrementar el elemento de competencia del sistema educativo público al incrementar significantemente el número de Colegios en Concesión. Esto se puede lograr por medio de un programa operado a nivel nacional y regulado directamente por el Ministerio de Educación, tal como el Distrito capitalino regula el programa actual en Bogotá.

Bajo este esquema, se abriría una serie de licitaciones para que proveedores de alta calidad puedan construir colegios o adaptar instalaciones físicas existentes para este fin- los colegios en concesión actuales fueron construidos por el distrito- y recibir fondos del fisco a cambio de un servicio de educación pública. Los proveedores deberán cumplir una serie de requisitos elementales y estrictos, empezando por el de mantener el espíritu público de la educación al recibir a los alumnos sin discriminación alguna, en el orden en que estos se vayan inscribiendo. Como resultado, los padres de los alumnos podrán escoger entre numerosos colegios en una sola ciudad o un solo distrito y no estarán restringidos por la asignación estatal. Además, si los colegios no cumplen con los objetivos esperados en términos de calidad, deberán ser cerrados, o deberán pasar a manos de otro administrador.[29]

Un sistema verdaderamente amplio de Colegios en Concesión generará presión sobre los colegios públicos administrados por el Estado para mejorar sus resultados académicos, tal como ocurre en Suecia y como también ha ocurrido en Bogotá. De hecho, la mera existencia y el éxito de los Colegios en Concesión han obligado a los funcionarios del Distrito a reflexionar profundamente acerca de la calidad de los colegios que administran y a enfrentar problemas fundamentales del sistema público de educación tal como su rigidez, sin duda excesiva, y su alto nivel de deserción escolar. Come explica Bonilla, sin los Colegios en Concesión, la situación del Distrito sería más placentera y tendría menos presión para producir resultados.

“Un sistema verdaderamente amplio de Colegios en Concesión generará presión sobre los colegios estatales para mejorar sus resultados académicos”.

Por otro lado, esta propuesta incluye abrir beneficios fiscales para firmas privadas que creen este tipo de colegios en zonas marginales del país, lo cual beneficiaría no sólo a los alumnos y a las familias de estos, sino también a la economía nacional ya que se crearían miles de puestos de trabajo. A largo plazo, la meta es que 15% de los alumnos colombianos que ahora se encuentran en el sistema completamente público sean educados en los Colegios en Concesión. Esta es una cantidad óptima para brindarle una educación élite a un número significante de estudiantes, para generar competencia y, a la vez, crear la presión necesaria sobre los colegios puramente estatales para que mejoren su calidad.

Esta es sobre todo una propuesta por mejorar de manera drástica la categoría de los docentes que educarán a las próximas generaciones de colombianos. Como dijo Aristóteles (según Diógenes Laercio V.19), “los que educan a los niños merecen más honor que aquellos que simplemente los producen; estos simplemente les dieron la vida, aquellos la vida bien vivida”.

ἔλεγεν… τῶν γονέων παιδεύσαντας ἐντιμοτέρους εἶναι τῶν μόνον γεννησάντων· τοὺς μὲν γὰρ τὸ ζῆν, τοὺς δὲ τὸ καλῶς ζῆν παρασχέσθαι.

[1] Ver informe de OECD (en inglés). Como expica El Tiempo, “Malos resultados en pruebas Pisa se deben a la calidad de profesores”, 03.12.2013, 510 mil estudiantes, 9.073 de ellos colombianos, tomaron el examen.

[2] Ibidem, El Tiempo

[3] J.D. Bonilla. “Los colegios en concesión: reto del nuevo alcalde de Bogotá”, en www.lasillavacia.com, 03.2011

[4] Ver “La crisis de la Historia”, en www.semana.com, 24.03.2012

[5] J.E. Melo. “Educación sin importancia”, el www.eltiempo.com, 4.12.2013

[6] Ver “Bogotá: $13.6 billones de presupuesto”, en www.elnuevosiglo.com, 9.12.2012 (el incremento fue de 32.6 %), y “Así quedaría el presupuesto general de Colombia en 2013”, en www.portafolio.com, 27.07.2012

[7] Ver “Los 100 mejores colegios de Bogotá y Cundinamarca”, en www.dinero.com, 2013.

[8] Bonilla

[9] Ver H. Suárez. “Colegios en concesión: ¿una muerte anunciada?”, en http://www.las2orillas.co. Los alumnos son “de los estratos 1, 2 y 3 de la localidades de Kennedy, Bosa, Suba y San Cristóbal”.

[10] Ver A.M. Cuevas, “El futuro de los colegios en concesión”, en www.elespectador.com, 3.8.2013

[11] S. Kalmanovitz. “La liquidación de los colegios concesionados”, en El Espectador. 11.12.2011

[12] Aproximadamente el 90% de los profesores de Colegios en Concesión tiene un nivel educativo de pregrado universitario (el porcentaje de docentes con maestría es mayor en el sector público), pero, ya que los colegios tienen libertad a la hora de escoger a sus docentes, tienden a identificar a los mejores candidatos por medio de evaluaciones y a contratarlos. Esto constituye el filtro de calidad más importante, ya que está comprobado que los años de experiencia de un profesor no están asociados a la calidad de su docencia.

[13] Un profesor de un colegio distrital es un funcionario público. Su puesto es asegurado y su salario incrementa dependiendo del tiempo que lleva en el puesto. Es muy difícil despedirlo por mal desempeño.

[14] Ver Suárez. “Los colegios en concesión trabajan en jornada completa, mañana y tarde, mientras los colegios públicos lo hacen en una sola jornada, la mañana o la tarde”.

[15] E.g. si durante dos años consecutivos los estudiantes de un colegio obtienen resultados en la prueba Saber 11 que están por debajo del promedio de la localidad, el Distrito puede rescindir el contrato. Otro factor importante de la regulación de los Colegios en Concesión es la evaluación anual, llevada a cabo por la firma IDEP (Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico de la Universidad Nacional), la cual es contratada por la Secretaría de Educación. IDEP califica a los Colegios en Concesión en base a los resultados de la prueba Saber 11, a la calidad y cantidad de comida que se les ofrece a los estudiantes, en cuanto a su comportamiento, a la participación de los padres de familia y la involucración de la comunidad entre otros factores, varios de los cuales no están incluidos en los contratos. Pese a que ningún otro tipo de colegio está sujeto a tales niveles de inspección, los Colegios en Concesión colaboran a la hora de ser evaluados.

[16] Ver “En Concejo aplauden altos niveles de educación en colegios por concesión”, en www.elespectador.com, 25.7.2013. Cf. Suárez. “La deserción de los (colegios) distritales es de 4,5% y en los de concesión de 0,8%”.

[17] F. Barrera-Osorio, D. Maldonado y C. Rodríguez. “Calidad de la educación básica y media en Colombia: diagnóstico y propuestas”, Documentos del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (Universidad de los Andes) (edición electrónica, ISSN 1657-7191): 11.2012. P. 21. Una de las conclusiones del estudio es que se debe incrementar “la participación del sector privado en la provisión de (la) educación”.

[18] Ver. F. Barrera-Osorio. “The Impact of Private Provision of Public Education : Empirical Evidence from Bogota’s Concession Schools”, World Bank Policy Research Working Paper No. 4121. 1.2.2007

[19] Bonilla

[20] Suárez. “Según estadísticas de la propia Secretaría de Educación, sus resultados superan el promedio de los colegios públicos: mientras la reprobación o pérdida de año en los colegios distritales es de 10,6% los colegios concesionados es de 7,5%”.

[21] Kalmanovitz. “El fin de los colegios en concesión”, en El Espectador. 28.07.2013, basado en Barrera-Osorio, Maldonado y Rodríguez, P. 21

[22] Bonilla. “Específicamente, los puntajes en las pruebas ‘Saber 11’ de los estudiantes de los Colegios en Concesión están 0.3 desviaciones estándar por encima de los puntajes que obtienen estudiantes similares en otros colegios públicos distritales”. Suárez menciona “las evaluaciones realizadas por la Universidad de los Andes y el IDEP, instituto de investigaciones educativas adscrito a la Secretaría de Educación”. Según las estadísticas, en las pruebas Icfes del 2011, el 64% de los Colegios en Concesión “se encuentran clasificados en la categoría superior y alto y solo 3,5% en la categoría bajo, mientras los colegios públicos distritales obtuvieron el 57% en alto y superior y el 7,8% en la categoría bajos”. Ver también a Suárez. “Según la última evaluación realizada por el IDEP, en el 2011, ‘El promedio de las puntuaciones que obtuvieron los estudiantes de los colegios en concesión en los exámenes de Estado (2010), es, en la gran mayoría de los casos, mayor que el promedio de las puntuaciones que obtuvieron los estudiantes de colegios oficiales del distrito en estas mismas pruebas’”.

[23] Bonilla

[24] Kalmanovitz en El Espectador 11.12.2011 y 28.07.2013

[25] Los Colegios en Concesión también han sido un éxito en cuanto a la evaluación estatal de los colegios públicos. Como explica Bonilla, antes de su creación, ningún colegio público en Colombia “debía responder por el desempeño académico de sus estudiantes”. Pero “los contratos de concesión también le dieron a la administración distrital la capacidad de exigirle a estas instituciones educativas buenos resultados académicos; la Secretaría de Educación mantuvo la opción de rescindir los contratos de provisión en caso de que estos colegios no alcanzaran los resultados académicos esperados”.

[26] Ver “Colegios en concesión regresarían al distrito”, en www.elnuevosiglo.com, 29.07.2013. En su cuenta de Twitter, el alcalde se equivoca en sus referencias a las estadísticas: @petrogustavo: @ramiroski73 pero las concesiones privadas de colegios públicos quedaron en las pruebas del ICFEs por debajo de medio. Ver también mi debate con el alcalde acerca del tema en twitter.

[27] Kalmanovitz. “Colegios concesionados y convenidos”, en http://www.elespectador.com, 4.8.2013

[28] Ver “Private Education: The Swedish Model,” en www.economist.com, 12.7.2008

[29] Suárez. “Por supuesto también hay colegios que muestran pobres resultados, han incumplido los contratos pactados y no deben seguir administrando los colegios públicos que les han sido entregados en concesión”.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ideasparalalibertad.foroac.org
Admin
Admin


Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 10/02/2014

MensajeTema: Re: Colegios en Concesión   Miér Feb 12, 2014 4:26 pm

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ideasparalalibertad.foroac.org
 
Colegios en Concesión
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
IDEAS PARA LA LIBERTAD Y EQUILIBRIO ECOLOGICO :: TEMAS :: EDUCACION-
Cambiar a: